29 nov. 2014

Poesía | #4




"Los Cueros"
E. Schierloh 




Formato 17x12
110 Páginas
Interior: ahuesado 80 grs.
Tapas: Ilustración 350 grs. laminado
ISBN / 978-987-45604-4-5



El paisaje, sabemos, se contempla sólo cuando se construye. En Los Cueros. Relevamiento topográfico de los últimos 1500 metros del arroyo antes que vaya a morir al mar, Eric Schierloh parte de una naturaleza fragmentaria del paisaje que se completa, como totalidad, en la esfera del ojo.

Para que esta conexión sea posible, el poeta construye un módulo de observación desde un permeable y sólido cuadrante: 1. poemas proteicos (modulación del paisaje); 2. traducción residual de un texto inédito de Emerson (filosofía); 3. poemas-relevamiento (materialización de una marcha); 4. dibujos (que operan como cartografías o noticias de la flora y fauna del lugar).

El recorrido por el cauce del arroyo es la plataforma vital a la que se consagra el módulo de observación; en la reproducción de su unidad se templa la emoción del recorrido hasta agotar la travesía.

Con insurgente maestría cartográfica, el poeta expande las razones del ojo en los modos extractivos del archivo, un poco antes de que el arroyo se disuelva en el mar. En ese punto, habrá paisaje si en el trayecto la mente logró vaciarse de palabras y la naturaleza, a su vez, fue despojándose de sus objetos.

En los límites de esta exploración sensible que arroja desde la naturaleza una experiencia restituida por el ojo y la mente, tiene lugar la irreversible paradoja que nos coloca, por fin, como seres “totales” frente a las prodigiosas clausuras del paisaje.



Carlos Ríos

 Visitá
 ▲ http://labolaeditora.tumblr.com/ ▲

 

Poesía | #3




"El camino de la siesta"
N. Correa




Formato 17x12
70 Páginas
Interior: ahuesado 80 grs.
Tapas: Ilustración 350 grs. laminado
ISBN / 978-987-45604-3-8


Yo soy el que era antes, antes de todo esto, a la palabra en sombra, al desvelo, cuando era un juego y un juego, nada más. Ya no queda de ese mí más que una memoria de barro. ¿Dónde se quebró el tiempo? ¿Cómo pasaron tantos años? Tampoco lo sé. Son pocas las cosas que quedan en un camino de siesta, una tarde en la vereda y el polvo en remolino levantando vuelo; lo demás, lo de menos, es la escarcha evaporada en las primeras horas de luz.
Yo, como el límite de una frontera difusa entre la realidad y lo otro, una zona indefinida en la que ningún lazo, ninguna oculta semejanza confunde los abismos originales con el minúsculo dibujo de la palabra terror; como un chico que observa pasar una tormenta de polvo sentado en la vereda. 

Nicolás Correa 


 Visitá
 ▲ http://labolaeditora.tumblr.com/ ▲


Juan Lautaro Martín | Fanzine 2# Ilustración



Formato 21x15 
32 páginas
Interior: ahuesado 80 grs. / papel vegetal 90 grs.
Tapas: Ilustración 180 grs. laminado
full color 





more data:
http://papel.tiendanube.com/la-bola-editora/fanzine-2-juan-lautaro-martin/


"Yo Dibujo". 
Esa fue la frase más honesta y natural que encontró para describirse, cuando comenzamos ese afortunado e inagotable proceso de conocernos. 
Y si pudo llegar a parecerme escueta la respuesta en su momento, no faltó mucho para advertir que en realidad es magnífica y completa: Lautaro dibuja...
Es tan simple como eso.
Y  lo hace con las manos, con los ojos, con palabras en el aire o en paredes, en lienzos grandes, en chiquitos, usa tinta o grafito, dibuja con los dedos en papelitos...maestro, creativo, visionario, hacedor de cosas maravillosas... dueño del trazo humilde, del resultado preciso con el don de liberar lo contenido, creador de esos necesarios paseos visuales para viajar de vez en cuando y perdernos más seguido...

Mariana Victoria Romero

Tumblr/
http://labolaeditora.tumblr.com/post/107132944634/https-www-facebook-com-fanzinecoleccion 


 Visitá
 ▲ http://labolaeditora.tumblr.com/ ▲



Pedro Petrelli | Fanzine #1 Ilustración



Formato 21x15 
32 páginas
Interior: ahuesado 80 grs. / papel vegetal 90 grs.
Tapas: Ilustración 180 grs. laminado
full color 




more data:
http://papel.tiendanube.com/la-bola-editora/fanzine-1-pedro-petrelli/ 



Pedro Petrelli nació en La Plata. Desde los 2 años vive en Mar del Plata. Estudió en la escuela de artes visuales Martin Malharro. Cursó seminarios, clínicas y talleres de arte, entre los que se destacan el P.I.P.A. –programa internacional para artistas, EAC Uruguay- y el Taller de arte de Mundo Dios.
Define a la ilustración como su modo de crecer y sentirse capaz. Sostiene que fomentar su vocación personal es el modo de alcanzar la felicidad, que a la hora de enfrentarse a una hoja en blanco no solo procura mejorar su técnica, sino también aprender a vivir. Influenciado por sus estados de ánimo, vivencias, la música, el cine y otras artes, deja volar su imaginación materializando universos intangibles.
Su trabajo fue publicado en libros y revistas de todo el mundo, entre ellos la revista  Zuppi de Brasil y Al de New York. También trabaja para marcas de ropa nacionales e internacionales como Sumatra, Graniph y Hugo Boss. Y forma parte del colectivo de artistas Hotel Realidad, que es generado, formado y gestionado por artistas de Mar del Plata. El mismo realiza muestras en espacios convencionales y no convencionales, ampliando el recorrido de lugares para ir a ver obras.


Tumblr/
http://labolaeditora.tumblr.com/post/107133057729/https-www-facebook-com-fanzinecoleccion



 Visitá
 ▲ http://labolaeditora.tumblr.com/ ▲



Colec. Fanzine ϟ



Nuestra nueva colección mutante y de laboratorio


Plataforma de investigación editorial. En el marco de la colección FANZINE nos proponemos aportar y concretar nuevos modos de producción editorial.

ϟ


visitá
https://www.facebook.com/fanzinecoleccion


we fanzines


20 ago. 2014

Esteban Quirós | Negro sobre blanco



"Negro sobre blanco"
Esteban Quirós

Colección Siglo XXI  | Escritos Contemporaneos | #4





Formato 18x12
188 páginas
Interior: ahuesado 80 grs.
Tapas: Ilustración 350 grs. laminado

ϟ


En 2006, Esteban Quirós queda finalista del Premio Herralde de Novela (ed. Anagrama) con la novela "Negro sobre Blanco". Ya viviendo en España, en 2013, es editada por el sello local "Ártese quien pueda". La Bola editora esta terminando la versión argentina de esta novela.

«La tendencia a convertir preferencias y gustos en un loop de la costumbre hace que las parejas establecidas vivan una dictadura de la rutina y el estereotipo amoroso. Pero un solo movimiento en falso de ese conjunto de engranajes íntimos puede provocar efectos que exceden los marcos del razonamiento y la lógica. Y de ahí a que tu mujer se transforme en otra hay un solo paso. Con dosis exactas de comicidad y desesperación, Esteban Quirós seleccionó los grandes hits de la clase media de fines de los 90' y los convirtió en una película de suspenso filtrada por la experiencia de un empleado bancario agobiado por la aparente previsibilidad de una vida demasiado normal. De Lynch a Bioy Casares, de Spinetta a Tito Puente, la novela narra la metamorfosis (simbólica o fáctica) de una mujer, pero también el repentino devenir monstruoso de quienes rodean y se disputan al protagonista: Maidana, un psicólogo que de tan perfecto no pega una, Gauna, el compañero de laburo consejero y manipulador, y su suegra, antagonista profesional y reptilesca. Negro sobre blanco explota el caudal de tensión dramática de ese pasaje freudiano en el que lo familiar se convierte en ominoso. El marco es el escenario urbano conocido por todos. Es que Quirós no necesita irse a un reino encantado para hacer funcionar los tópicos clásicos del género fantástico. Más bien bucea en las profundidades de la «realidad» para que el lector entrevea un espejo en el que también se enfrenta a sus propios y mundanos temores, reconociéndose y desconociéndose a la vez.» 

Martín Zariello


More data:
http://papel.tiendanube.com/la-bola-editora/negro-sobre-blanco-esteban-quiros/


 Visitá
 ▲ http://labolaeditora.tumblr.com/ ▲




14 jul. 2014



-  2012 / 2014  -


ϟ
 



ϟ
  

▲http://labolaeditora.tumblr.com/▲ 

12 jul. 2014



Colección | POESÍA

1# "Dos mil doscientos ochenta y uno" A. Catalano.
2# "Un pequeño mundo enfermo" J. Joven



_

9 jun. 2014

Poesía | #2



"Un pequeño mundo enfermo"
J. Joven




Formato 17x12
94 Páginas
Interior: ahuesado 80 grs.
Tapas: Ilustración 350 grs. laminado
ISBN / 978-987-28372-9-7

more data:
http://papel.tiendanube.com/la-bola-editora/un-pequeno-mundo-enfermo-de-julian-joven/


La imagen que abre este libro de Julián Joven, uno de los heterónimos del también heterogéneo escritor Cristian Molina (Leones, 1981), es una de esas típicas del western americano: moscas saliendo de la nariz de un cadáver.
Pero el texto poco a poco comienza a transitar referencias reconocibles en la literatura regional (pero no regionalista) del XIX y comienzos del XX. Algo de todo punto inédito hasta ahora en una obra en verso. Un verso cauto, prolijo, con una sonoridad discreta y proporcionada.
Con claras reminisencias al pathos rural de la tradición mediterránea, este texto expedido en una lengua  fronteriza: “el pá, la má” (como en Faulkner), funciona como inteligente revenge de un Godzilla recargado.
Asistimos, así, a la destrucción química instigada por el nuevo marco tecnológico en que se recrea la tragedia agrícola nacional: fosgeno, cáncer, mutaciones, para de ahí ingresar a un mundo de xombis que se liga mejor con la serie americana The Walking Dead que con las inundaciones del litoral.
Las cerealeras devienen la banda de sonido del paisaje, en el que una cacografía como peste griega investiga el crimen agrario y se desplaza.

Fernando Callero



Poesía | #1



"Dos mil doscientos ochenta y uno"
A. Catalano.





Formato 17x12
66 Páginas
Interior: ahuesado 80 grs.
Tapas: Ilustración 350 grs. laminado
ISBN / 978-987-28372-6-6

more data:
http://papel.tiendanube.com/la-bola-editora/dos-mil-doscientos-ochenta-y-uno-de-agustina-catalano/


Por momentos, estos poemas que se presentan a modo de anotaciones diarias o quizás más esporádicas, parecen construir una novela. Silvio Mattoni dice, en este sentido, que la poesía actual no se define por rasgos formales demasiado precisos, por el contrario, pareciera que anota momentos. La esencia de lo novelesco se muestra en este libro como un diario o autobiografía que esbozará la parábola del sentido de la vida sin necesidad de una fábula y sus anodinos desenlaces. Una de las cualidades del poema es su autonomía, en donde se impone siempre el presente, aun cuando se evoquen datos del pasado. A fin de cuentas, hacia el futuro vamos: trabajando, escribiendo, leyendo, estudiando, desconfiando de la familia, pero con una fe desmedida en el amor y la amistad. Creo que este libro expresa lo mejor de esa fe. Es verdad, no se puede ser feliz los siete días de la semana, pero escribir es una pequeña felicidad que todavía conservamos con alegría ¿Optimismo? Sí, siempre. Podría seguir citando poemas de este libro, pero creo que mejor es leerlo y leerlo hasta el infinito, y que los mala leche bufen.

23 ene. 2014

Alfonsina Storni | Languidez



Formato 19x13
116 Páginas
Interior: ahuesado 80 grs.
Tapas: Ilustración 350 grs. laminado
(con solapas / 8cm)
ISBN / 978-987-28372-7-3






more data:
http://papel.tiendanube.com/la-bola-editora/languidez-de-alfonsina-storni/


"Cuando Alfonsina publica Languidez en 1920, Borges aún no había editado el manifiesto que abriría las puertas de la vanguardia histórica en la Argentina. Su texto, denominado “Ultraísmo” se edita en la revista Nosotros que dirigía Roberto Giusti, y muy poco después de su anuncio, dicho movimiento es abandonado por su gestor, por una escritura que experimenta entre los bordes de la vanguardia y de la tradición. Alfonsina logra acceder al campo cultural desde la estela de un romanticismo tardío (la subjetividad proyectada sobre el espacio y un mar que es un motivo, constante y anticipatorio); asimismo, su  procedencia también corresponde a un modernismo aprendido del admirado Rubén Darío, especialmente por la búsqueda de una combinatoria de musicalidad extraída de la rima, métrica y ciertos cultismos. En este sentido, las imágenes sensitivas ligadas sobre todo a lo visual y a las fragancias, una sintaxis que no pocas veces refuerza la sinuosidad del hipérbaton y un léxico deliberadamente correcto, procura con esmero, adscribirse al dictado del modelo hispánico. Sin embargo, la construcción subjetiva de una voz, gradualmente logra una singularidad que da cuenta de una experiencia tan íntima como social. Así, los signos de admiración registran los estados de ánimo que fluctúan entre la angustia ante la muerte (presente desde sus comienzos), el desamparo, el amor y la pérdida (el hombre), los afectos que prodigan estabilidad y armonía (la madre y la hermana); y si el hijo adorado casi es una ausencia temática, es, en cambio, marca de la figura femenina cuyo atributo es la fuerza, la osadía y el desafío.  Alfonsina, entonces, no solo escribe sobre determinados temas sino que los vuelve excusa para realizar una voz propia. Es  cierto que tiende a la metáfora explícitamente comparativa dirigida  a la idealización de un objeto-imagen; en su escritura  puede decirse que comienza a entreverse un movimiento en proceso, oscilando entre la idealización acompañada de un canon retórico cuya filiación entronca con la época del Centenario y de una modernidad que aún no vislumbra los próximos efectos de la Vanguardia. Se diría que en Languidez, Alfonsina empieza a experimentar sin el certificado legitimador del grupo que explora los extremos del lenguaje desde la genuina herencia nacional (caso más extremo: Oliverio Girondo y el martinfierrismo).  A  partir de este libro, ella dará cuenta de cada transformación sin el permiso del campo cultural de la elite de vanguardia pero con la anuencia de un público que paulatinamente la sigue casi como estrella de cine. De este modo, el éxito que logra con sus textos tiene que ver con el sesgo popular que no lo toma del realismo naturalista de Galvez ni de los  poetas de Boedo, ni siquiera del Carriego que Borges rescató sino de su propia figuración que esculpe en el trazo, en los restos que bordean la textualidad y el contexto, legible como experiencia autobiográfica. Desde allí surgirán Roberto Giusti, Baldomero Fernández Moreno, Horacio Quiroga, Enrique Amorim, Conrado Nalé Roxlo y las reuniones en el café Tortoni; también, sus admiradas Juana de Ibarbourou, Gabriela Mistral, Delmira Agustini, mujeres sobre quienes prodigará dedicatorias y conferencias. Es el  sistema de enunciación de Alfonsina, aquello que compone y que traduce el escenario cultural de la exclusión de aquellos círculos más exclusivos a la vez que presenta la imagen inaugural de la escritora profesional: la poeta que escribe en diarios y revistas de circulación masiva y que organiza eventos culturales en torno del arte declamatorio. En este sentido, Alfonsina articula una primera persona protagónica que interpela, acusa, defiende para sostener el alegato de una voz que ingresa al campo de la cultura más reservado a los hombres y que como ellos, tampoco escatima los recursos de la máscara onomástica: Tao Lao será un seudónimo. Desafío, increpación sin oficiar de eufemismos para el sermón, la caricia y hasta el insulto; tampoco escatima el elogio exaltado, la actitud encomiástica, el panegírico para la mujer rival, aquella en cuyas manos reposa el hombre amado y ausente. Por ello creo que, lejos de leer relaciones directas entre vida y obra, pueden tomarse los fragmentos o los detalles discursivos de una entonación que tiene que ver con cierta absorción transformadora de una experiencia de vida. La maestra, la actriz y la declamadora, son las figuras escénicas que se debaten entre la confidencialidad sentimental, la intimidad de los afectos, la tensión entre el deseo y la voluntad y una tendencia que, precisamente con Languidez comienza a aparecer:  una tendencia objetiva dirigida hacia los espacios. Por un lado los recuerdos de su ciudad natal (ciudad y pasado); por otro, el presente tan hostil como fascinante de un Buenos Aires que representa al revés del Goliat de Martinez Estrada.  Buenos Aires es para Alfonsina, hombre gigante si cabeza, hombre que se extienede sin previsión y en estado de inminencia ante un  peligro sin nombre. La ciudad será a partir de ahora, el lugar de cruce entre la calle con sus trajines cotidianos y las casas como refugios momentáneos (otra diferencia con las mitológicas salas domésticas que poetizara Borges y Norah Lange). La ciudad comienza a definir la tensión entre lo público y lo privado, allí donde la confidencia, el grito y la expiación, son matices de una voz que la sociedad de su presente no absuelve."

Del prólogo de Nancy Fernández


 Visitá
 ▲ http://labolaeditora.tumblr.com/ ▲